¿Por qué me pasa a mí?

La vida nunca repite una situación que ya ha sido comprendida

¿Te acuerdas de la película Atrapado en el Tiempo? (Groundhog Day) Si no la has visto te la recomiendo, ha estado por mucho tiempo en el listado de películas recomendadas por Total Presence.

Phil es un arrogante meteorólogo que ha sido enviado a regañadientes y por cuarta vez a cubrir el pronóstico del clima en Punxsutawney. 

Al despertarse el día "siguiente", descubre que se ha quedado atrapado en el túnel del tiempo y que está condenado a revivir el mismo día y la tarea que menos disfruta en la vida, una y otra vez.

Inicialmente no cree lo que sucede y lucha contra todo lo que le está pasando; cae en el exceso de placeres y se suicida en numerosas ocasiones, pero después acepta que volverá a vivir el mismo día por la eternidad y decide aprovecharlo para reexaminar su vida y sus prioridades, implementando cada nuevo día pequeñas correcciones.

Todos tenemos una historia que tiende a repetirse

Lo que ocurre en esta comedia de 1993, refleja lo que ocurre con nosotros cuando el piloto en automático se ha quedado “ENCENDIDO” por años y hasta vidas, día tras día.

¿Cuánto tiempo llevas repitiendo una y otra vez el mismo hábito y el mismo esquema de pensamientos, a pesar de no estar obteniendo el resultado que deseas?

¿Cuántas veces intentas cambiar, y vuelves a lo mismo de antes en automático y desanimado porque no ves los resultados esperados en un dos por tres o en el tiempo que tu consideras que debe surgir dicho resultado?

Cuando vives en automático, repites y repites los mismos hábitos y obtienes resultados, algunos agradables, otros no tan agradables.

Ante los desagradables, te quejas, te quejas y te quejas, pero…¿tomas acciones diferentes?

Cuando el resultado es MUY desagradable, ¿te das cuenta que la queja comienza a incrementar el volumen? O quizás ¿aparece una señal más ruidosa en tus relaciones interpersonales, en relación con el dinero o con tu propio cuerpo físico que intenta zarandearte porque hay algo que necesita de tu atención?

El automático tiende a buscar salidas fáciles o al menos familiares que duermen la sensación desagradable (por un momento) pero que no atienden la verdadera causa que ha generado una cadena de hábitos inconscientes, y mucho menos el impacto que la decisión tomada genera a largo plazo. 

La cultura en la que vivimos está atiborrada de ejemplos: la píldora que se considera mágica porque quita el dolor en minutos, las separaciones o divorcios que evaden el inaguantable tormento de tener en frente todos los días a la persona que nos confronta con lo peor de nosotros mismos, las cirugías que cortan, quitan, ponen, reacomodan los órganos a los gustos y placeres del sentido de la vista, las compras que llenan espacios cada vez más grandes para almacenar y alimentar una falsa sensación de abundancia, pensamientos y deseos obsesivos por el dinero, el lujo, la comida, el reconocimiento social, hasta por el mismo desarrollo personal, etc.

Adicciones, enfermedades irreversibles o con grandes complicaciones, bancarrotas, incluso la muerte en condiciones dramáticas, son algunos de los pocos resultados que podemos ver a corto plazo, sin tener en cuenta los que se generan a un plazo mayor, aquel paquete de lecciones que nos llevamos de esta personalidad para continuar el aprendizaje bajo otras circunstancias pedagógicas.

Rendirse o Luchar

Phil en la película ha repetido una y otra vez los mismos lamentos, y a pesar de que llega a un punto en el que sabe que se ha quedado atrapado, insiste en buscar salidas que lo llevan a recoger resultados aún más desastrosos.

Ni rendirse ni luchar generan resultados eficientes, aunque son parte inevitable del proceso. Este es el viaje del ego. Hasta que no agota TODAS las posibles vías de ESCAPE, y recoge los resultados de la huida, la mente no está lo suficientemente madura como para centrarse en tomar acciones que van corrigiendo, uno a uno, la acumulación de errores cometidos desde la inconsciencia. Este proceso no ocurre de la noche a la mañana. La paciencia y la perseverancia son los mejores compañeros en la búsqueda y corrección de errores e interpretaciones falsas hechas desde el no saber. Gracias a estas saturaciones que generamos nosotros mismos, podemos implementar nuevos hábitos y comprensiones que corregirán dichos errores.

Cambia el “¿Por qué a mí?” por “Que hay para aprender aquí”

¿Te conectas con la historia de Phil? ¿Conoces a alguien que está viviendo alguna parte de la historia de Phil? Estos principios universales te ayudan a dirigir conscientemente TUS acciones e intenciones hacia el fluir, el tuyo y el de los demás, y evitar quedarte atrapado en quejas o hábitos que alimentan la resistencia a desarrollar una mayor capacidad de tu cerebro.

Ley de Causa y Efecto:

“Recibimos el efecto de todo lo que causamos”. Disfrutar intensamente de TODO lo que haces generará SIEMPRE un resultado de éxito. Disfrutar TODO quiere decir, lo que le gusta al ego y lo que no le gusta. Lo que implica aprendizaje y lo que ya sabes. Cuando lo haces, como ya lo habrás verificado cuando haces lo que más te gusta, el tiempo no importa. 

Enfócate en sembrar permanentemente semillas de consciencia, ellas nunca se pierden, irán germinando en el momento y el ambiente adecuado. Las semillas plantadas en el pasado, ya fueron plantadas, si no germina lo que esperamos es porque no supimos hacerlo mejor. SIEMPRE hay una nueva oportunidad para mejorar la siembra, para hacer limpieza, para corregir y aprender.

Ley de Comprensión:

“La vida nunca repite una situación que ya ha sido comprendida”. Tu siempre fuiste, eres y serás el diseñador de tu destino. Las decisiones que tomas, desde la ignorancia o desde la inocencia, lo van forjando. Allí donde aún hay sufrimiento, resistencia, rencor, avaricia, dolor, dificultad, etc., hay dualidad, es decir creencias, interpretaciones que nutren al ego, por lo tanto, falta de comprensión, falta de combustible para la conciencia, y que sólo tú eres responsable de generar a través de los resultados que obtienes.

La más maravillosa verdad que hay detrás de esto es que gracias a las situaciones que aún no comprendes en la vida, se abre la oportunidad para que la conciencia continúe su proceso de evolución. ¿No es ésta tu misión de vida? ¿La tomas o la dejas pasar?

Ley de Saturación:

“La liberación comienza donde termina el sufrimiento”. Hay un momento de maduración óptimo, resultado de la repetición constante de un hábito y los resultados correspondientes. Sólo llegando a este punto de maduración, la mente se abre a cambiar el rumbo de acciones y por lo tanto beneficiarse de la generación de un nuevo efecto. De nuevo conectamos con la ley de causa y efecto, desde este punto de maduración, se generarán nuevas intenciones, acciones y resultados, cada vez más voluntarios, conscientes y enriquecedores.

¿Qué estás dispuesto a cambiar o a hacer hoy para mantener actualizada tu mejor versión?

Coaching - El Juego de la Vida

 

 

Tu opinión y tus inquietudes son importantes para Total Presence, ¿que temas te interesaría encontrar entre el listado de artículos de Total Presence?

 


 

Hola Soy Ana - Coach Transformacional 

Vamos a cambiar los diálogos ruidosos de tu mente por el despliegue de tu propósito de vida! Estoy lista para ir contigo de la mano a visitar esos espacios oscuros e incómodos de tu mente y encender una luz mas brillante de tu conciencia.


 

Embedded thumbnail for ¿Por qué me pasa a mí?

Cambia el “¿Por qué a mí?” por “¿Que hay para aprender aquí?” para encontrar el nuevo modelo de pensamiento y hábitos que cambiarán la historia

Suscribete

Artículos relacionados